La peligrosa evolución de las competiciones de clubes de la UEFA

Grandes competiciones que han quedado desequilibradas

Las Competiciones de Clubes de la UEFA han sido uno de los grandes éxitos futbolísticos durante las últimas tres décadas.

Pero las competiciones de clubes internacionales no son más fuertes que las ligas nacionales, que son la razón de ser del juego.  Y los recientes cambios en los formatos de las Competiciones de Clubes de la UEFA han amenazado este equilibrio fundamental:

Del ciclo 2015-2018 al ciclo 2018-2021: qué ha cambiado

  • Las cuatro asociaciones de mayor categoría tienen un acceso más directo a la UCC en comparación con las asociaciones de menor categoría.
  • Existe una brecha cada vez mayor entre clubes, y el nuevo «Pilar del Coeficiente» (como criterios de distribución) lo está empeorando al favorecer a los clubes que participan continuamente en la UCL/UEL o a los clubes que históricamente han ganado títulos.
  • Este nuevo modelo de distribución incrementa aún más las diferencias económicas/financieras entre clubes, al destinarse incluso aún más recursos a los clubes principales que al resto de clubes, incluidos aquellos participantes en grandes competiciones de clubes de la UEFA.
  • La solidaridad en términos porcentuales ha caído, contribuyendo aún más al aumento de una brecha financiera creciente entre clubes de la misma liga.

El modelo actual está aumentando las dificultades para mantener un equilibrio competitivo en las ligas de los clubes nacionales

Descargas: Análisis de las Ligas Europeas sobre el ciclo de la UCC 2015-2018 – 2018-2021

 

¿Por qué rechazaron todas las partes interesadas las propuestas iniciales de la ECA para 2024-2027?

  • Un acceso cerrado a la Champions League destruiría la esencia de nuestro sistema de fútbol, en el cual los clubes se clasifican en función de su rendimiento en las competiciones nacionales.
  • Podría perfectamente hacer que el interés, el desarrollo y el crecimiento pasasen de las competiciones nacionales a las internacionales.
  • Aumenta el número de partidos y de días de partido para la Champions League, que se añadirán a un calendario ya congestionado.
  • Las competiciones europeas ampliadas incrementarían el valor de UCC a expensas de las competiciones nacionales y la gran mayoría de clubes.
  • Esto supone una brecha aún mayor entre los clubes de élite y todos los demás clubes en muchas ligas, lo cual afectará negativamente a la emoción y la previsibilidad de los partidos y competiciones.

Estas propuestas han sido un fracaso porque amenazarían seriamente el equilibrio competitivo en el fútbol de clubes nacionales europeo.

Descargas: Análisis de las Ligas Europeas sobrelas propuestas de la ECA para después de 2024